A partir de 30€ de compra los envios son gratuitos

Consulta condiciones aquí

Cuidado de tus joyas

Como recomendación general para todas tus piezas de bisutería, lo principal es que te quites cualquier pieza antes de ir a dormir, ducharte o antes de realizar cualquier actividad física. La exposición a ciertos productos químicos o ambientes pueden comprometer su integridad. Tales como tu propio sudor, perfumes y colonias, productos de limpieza, cloro, agua salada y abrillantadores abrasivos de plata, etc.

PLATA DE LEY, BAÑOS

 

Si cuidas bien tu joyería de Plata de Ley ésta mantendrá su brillo y duración. La plata se oxida en contacto con el aire y esto provoca que su tonalidad tienda a ennegrecerse o a volverse amarilla. La mayoría de nuestros artículos de plata han sido tratados con una técnica que ayuda a prevenir la pérdida de brillo (baño de rodio),aún así es importante que sigas las instrucciones de cuidado que sugerimos. Debes evitar el contacto con lejía, sales alcalinas, colonias o con productos químicos.

ADVERTENCIA: Con el uso o el paso del tiempo las piezas bañadas en oro son, por defecto, más frágiles y susceptibles de perder el color, de manera que no podemos garantizar su duración. La velocidad a la que el baño va desapareciendo depende de múltiples factores como el roce de las piezas, uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o el nivel de PH de la piel de cada persona. Por este motivo, es especialmente importante tener un cuidado adecuado de tus joyas bañadas en oro o bien, si tu experiencia te dice que no te dura, escojas joyas su versión en plata.
SUGERENCIA: Si prefieres el baño de oro y con el tiempo tus piezas lo han perdido, también puedes acudir a alguna joyería dónde te podrán bañar de nuevo esas piezas por un coste pequeño.

CÓMO LIMPIAR TUS JOYAS

Puedes limpiar las piezas de plata de ley con un trapito suave o con agua templada y jabón neutro para que recuperen el brillo perdido. Otro método (solo para las joyas de plata sin baño de oro) es usar una gamuza limpia plata o coger un paño húmedo, espolvorear bicarbonato y dejar reposar las joyas y finalmente aclararlas con agua.
IMPORTANTE: Las piezas de plata bañada en oro son más delicadas y requieren un mayor cuidado. Frotar intensamente puede generar la pérdida del baño, por lo que es importante hacerlo sutilmente para evitar el desgaste.

CÓMO GUARDAR TUS JOYAS

Evita situarlas en zonas exposición a la luz solar y lugares cálidos.
Procura guardar las piezas individualmente para evitar que se rayen.
No dejes tus joyas en un baño o en sitios húmedos. 
Sería ideal guardarlas en una bolsita de gamuza o en un joyero acolchado.
También puedes guardarlas en bolsitas individuales de plástico (polietileno) con cierre hermético para preservarlas de la humedad.